]]>

El Templo de los Inmortales l

Por 14/06/2013

Cada vez que un atleta practica su disciplina piensa en ganar. Pocos permanecen saboreando las mieles del triunfo, muchos aprenden de los descalabros y otros no. La meta de la mayoría es lograr ser campeones en algo, pero ¿qué ocurre cuando termina su carrera deportiva? ¿Se termina simplemente y son olvidados sus logros?, les contaré lo que ocurre en el boxeo.

Cumplido cinco años de retiro profesional, cada boxeador es elegible para formar parte del mayor reconocimiento. Un espacio dentro de un lugar mágico donde los años no opacan las estrellas y las grandes hazañas siempre son recordadas. El nombre de este mítico lugar es el “Salón de la Fama”.

Su sede está en el pequeño pueblo de Canastota, al norte de Nueva York. Sus paredes muestran a todos sus miembros. Para estar ahí no basta con haber ganado un título mundial, o con ser famoso. Para ser parte de los inmortales hay que tener méritos, haber sido muy bueno de verdad. Bueno entre los buenos.

Grandes campeones, periodistas especializados, y personalidades involucradas al boxeo son inducidos cada año al Salón de la Fama del Boxeo. En esta oportunidad le tocó el turno a los excampeones mundiales Myung Woo Yuh, Virgil Hill, Arturo Gatti, al anunciador Jimmy Lennon Jr., al árbitro Mills Lane y al periodista Colin Hart. De ellos les contaré en mi próximo blog.

La organización del evento fue muy buena, tuvo mucha coordinación en todas las actividades que se realizaron durante toda la semana. Hubo firmas de autógrafos, sesiones de fotos, carreras, desfiles entre muchas otras cosas. Pero, el domingo fue el momento cumbre. Los inducidos recibieron el anillo y el pergamino que los hace parte del Salón de la Fama de Boxeo.

El lente de mi cámara siguió cada momento, cada instante fue registrado. Creo que los discursos y los aplausos aun hacen eco. Fue un momento lleno de emociones encontradas difícil de describir. Cada uno de los inducidos será recordado por siempre y para siempre, justo reconocimiento que ganaron tras mucho sudor.

Toda esa emoción me llevó a pensar.

Qué pasaría si esta distinción se aplicara a nosotros con nuestra vida como carrera profesional. Te invito a reflexionar.

  • ¿Qué bien estás haciendo?
  • ¿Cuáles son tus méritos?
  • ¿Qué tienes que hacer para lograr el reconocimiento en la vida?

Escríbeme tus sugerencias para hacer un mundo mejor y así, si en algún momento se crea un Salón de la Fama para todo el mundo sin que se discrimine credo, raza, filosofía, etc., todos juntos seamos parte de ese Templo de los Inmortales.

Cada vez que un atleta practica su disciplina piensa en ganar. Pocos permanecen saboreando las mieles del triunfo y muchos aprenden de los descalabros, otros no. La meta en la mayoría es lograr ser campeones en algo, pero ¿qué ocurre cuando termina su carrera deportiva? ¿Se termina simplemente y son olvidados sus logros?, les contaré lo que ocurre en el boxeo.

WBA Rankings

WBA Female Rankings